Delito de Ciberacoso

delito de ciberacoso

El delito de ciberacoso o ciberbullying es una forma de acoso que ocurre a través de medios digitales como redes sociales, correos electrónicos, mensajes de texto y otras plataformas en línea, que produce una intimidación psicológica u hostigamiento mantenido en el tiempo y cometido con regularidad.

Este fenómeno ha crecido exponencialmente con la proliferación de internet y la tecnología móvil, afectando a personas de todas las edades y en diversos contextos, como el sexual, laboral o escolar.

Puede incluir acciones como el envío de mensajes amenazantes, la difusión de rumores dañinos, el robo de identidad, la publicación de información privada y mucho más. A diferencia del acoso tradicional, el delito de ciberacoso puede ocurrir en cualquier momento y lugar, alcanzando a las víctimas incluso en la seguridad de sus hogares.

El acoso sexual

El Código Penal castiga el ciberacoso / stalking en el art. 172 ter:

1. Será castigado con la pena de prisión de tres meses a dos años o multa de seis a veinticuatro meses el que acose a una persona llevando a cabo de forma insistente y reiterada, y sin estar legítimamente autorizado, alguna de las conductas siguientes y, de esta forma, altere el normal desarrollo de su vida cotidiana:

1.ª La vigile, la persiga o busque su cercanía física.

2.ª Establezca o intente establecer contacto con ella a través de cualquier medio de comunicación, o por medio de terceras personas.

3.ª Mediante el uso indebido de sus datos personales, adquiera productos o mercancías, o contrate servicios, o haga que terceras personas se pongan en contacto con ella.

4.ª Atente contra su libertad o contra su patrimonio, o contra la libertad o patrimonio de otra persona próxima a ella. Cuando la víctima se halle en una situación de especial vulnerabilidad por razón de su edad, enfermedad, discapacidad o por cualquier otra circunstancia, se impondrá la pena de prisión de seis meses a dos años.

2. Cuando el ofendido fuere alguna de las personas a las que se refiere el apartado 2 del artículo 173, se impondrá una pena de prisión de uno a dos años, o trabajos en beneficio de la comunidad de sesenta a ciento veinte días. En este caso no será necesaria la denuncia a que se refiere el apartado 4 de este artículo.

3. Las penas previstas en este artículo se impondrán sin perjuicio de las que pudieran corresponder a los delitos en que se hubieran concretado los actos de acoso.

4. Los hechos descritos en este artículo sólo serán perseguibles mediante denuncia de la persona agraviada o de su representante legal.

5. El que, sin consentimiento de su titular, utilice la imagen de una persona para realizar anuncios o abrir perfiles falsos en redes sociales, páginas de contacto o cualquier medio de difusión pública, ocasionándole a la misma situación de acoso, hostigamiento o humillación, será castigado con pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a doce meses. Si la víctima del delito es un menor o una persona con discapacidad, se aplicará la mitad superior de la condena.”

Importancia de Entender los Diferentes Tipos de Delito de Ciberacoso

delito de ciberacoso

Comprender los distintos tipos de delito de ciberacoso es esencial para poder identificar, prevenir y combatir estas conductas dañinas. Cada tipo de delito de ciberacoso tiene sus propias características y métodos de ejecución, lo que requiere enfoques específicos para abordarlos de manera efectiva. La educación sobre los diferentes tipos de delito de ciberacoso no solo ayuda a las víctimas a reconocer los signos de acoso, sino que también permite a las autoridades y profesionales diseñar estrategias más efectivas para combatirlo.

Ciberacoso verbal: insultos y amenazas en línea

El delito de ciberacoso verbal es una de las formas más comunes y directas de acoso en línea. Se caracteriza por el uso de palabras y lenguaje ofensivo para intimidar, humillar o amenazar a una persona. 

¿Qué es el delito de ciberacoso verbal?

El delito de ciberacoso verbal implica el uso de lenguaje abusivo o amenazante con la intención de causar daño emocional o psicológico a la víctima. Esto puede incluir insultos directos, amenazas, comentarios sarcásticos y degradantes, y la difusión de rumores y calumnias. Las víctimas de este delito de ciberacoso pueden enfrentar graves consecuencias emocionales y legales.

El ciberacoso verbal es una de las formas más comunes y directas de acoso en línea. Se caracteriza por el uso de palabras y lenguaje ofensivo para intimidar, humillar o amenazar a una persona. Este tipo de acoso puede ocurrir en diversas plataformas digitales, incluidas las redes sociales, los foros de discusión, los correos electrónicos y los mensajes de texto.

delito de ciberacoso

¿Qué puede incluir el ciberacoso verbal?

  • Insultos Directos: Mensajes que contienen palabras ofensivas, despectivas o humillantes dirigidas a la víctima.
  • Amenazas: Declaraciones que implican una intención de causar daño físico, emocional o social.
  • Comentarios Sarcásticos y Degradantes: Comentarios que buscan menospreciar o ridiculizar a la víctima.
  • Rumores y Calumnias: Difusión de información falsa o maliciosa sobre la víctima con el propósito de dañar su reputación.

Ejemplos Comunes de Ciberacoso Verbal

  1. Mensajes Privados Abusivos: Enviar repetidamente mensajes de texto o correos electrónicos llenos de insultos y amenazas.
  2. Publicaciones en Redes Sociales: Publicar comentarios despectivos o amenazantes en el perfil de la víctima o en publicaciones públicas.
  3. Foros y Grupos en Línea: Participar en discusiones en línea donde se degrada a la víctima de manera constante.
  4. Mensajes Anónimos: Utilizar plataformas que permiten el anonimato para enviar mensajes abusivos sin revelar la identidad del acosador.

Consecuencias Legales y Emocionales

El ciberacoso verbal puede tener graves consecuencias tanto a nivel emocional como legal. Las víctimas pueden experimentar ansiedad, depresión, baja autoestima y, en casos extremos, pensamientos suicidas. Además, el impacto en la reputación personal y profesional puede ser significativo.

Desde el punto de vista legal, estas conductas también pueden ser consideradas como delitos de amenazas, coacciones, injurias o calumnias. 

Cómo Actuar Frente al Ciberacoso Verbal

Si eres víctima de ciberacoso verbal, aquí tienes algunos pasos a seguir:

  1. Documenta el Acoso: Guarda copias de los mensajes, correos electrónicos, capturas de pantalla y cualquier otra evidencia del acoso.
  2. No Respondas: Evita entrar en confrontaciones con el acosador, ya que esto puede empeorar la situación.
  3. Configura Privacidad y Seguridad: Ajusta la configuración de privacidad en tus cuentas en línea para limitar el acceso del acosador.
  4. Bloquea y Reporta: Usa las herramientas disponibles en las plataformas digitales para bloquear al acosador y reportar el comportamiento abusivo.
  5. Denuncia y busca Apoyo Legal: Contacta a un despacho de abogados especializado en ciberacoso para recibir asesoramiento y apoyo legal. En Castellón, nuestro equipo está preparado para ayudarte a entender tus derechos y tomar las acciones legales necesarias.

El ciberacoso verbal es un problema serio que requiere atención y acción inmediata. Al estar informados y preparados, podemos trabajar juntos para crear un entorno digital más seguro y respetuoso.

La violencia de género en España

Ciberacoso visual: imágenes y videos comprometedores

El delito de ciberacoso visual es una forma insidiosa de acoso en línea que utiliza imágenes y videos para humillar, intimidar o perjudicar a la víctima. A diferencia del ciberacoso verbal, este tipo de acoso se centra en la difusión de contenido visual, que a menudo puede tener un impacto más duradero y devastador en la víctima.

Este tipo de acoso suele implicar la publicación o el intercambio no consensuado de imágenes y videos de carácter íntimo o comprometedor. Estas imágenes pueden ser obtenidas mediante hackeos, manipulación emocional o simplemente a través de intercambios privados que luego son explotados. 

La difusión de este tipo de contenido puede ocurrir en redes sociales, sitios web de pornografía vengativa, foros y aplicaciones de mensajería, donde la velocidad y el alcance de internet amplifican el daño causado.

El impacto del ciberacoso visual en las víctimas es profundo. Las víctimas pueden experimentar una pérdida de privacidad severa, sentir una violación de su intimidad y enfrentar un escrutinio público humillante. 

Este tipo de acoso puede llevar a la pérdida de relaciones personales, daños a la reputación profesional y efectos psicológicos graves como ansiedad, depresión y estrés postraumático. La vergüenza y el estigma asociados pueden hacer que las víctimas se sientan aisladas y reacias a buscar ayuda.

Ciberacoso sexual a menores o “Grooming” 

delito de ciberacoso

Se trata del acoso sexual contra un menor de edad realizado a través de medios informáticos o telemáticos, principalmente redes sociales, chats de videojuegos o foros.

El Código Penal lo castiga en su art. 183:

1. El que a través de internet, del teléfono o de cualquier otra tecnología de la información y la comunicación contacte con un menor de dieciséis años y proponga concertar un encuentro con el mismo a fin de cometer cualquiera de los delitos descritos en los artículos 181 y 189, siempre que tal propuesta se acompañe de actos materiales encaminados al acercamiento, será castigado con la pena de uno a tres años de prisión o multa de doce a veinticuatro meses, sin perjuicio de las penas correspondientes a los delitos en su caso cometidos. Las penas se impondrán en su mitad superior cuando el acercamiento se obtenga mediante coacción, intimidación o engaño.

2. El que, a través de internet, del teléfono o de cualquier otra tecnología de la información y la comunicación contacte con un menor de dieciséis años y realice actos dirigidos a embaucarle para que le facilite material pornográfico o le muestre imágenes pornográficas en las que se represente o aparezca un menor, será castigado con una pena de prisión de seis meses a dos años.”

El como grooming es un delito que complementa a los de agresión sexual cuando la víctima es un menor y a los de pornografía infantil. Si se comete junto con alguno de estos delitos, se impondrán las penas correspondientes a ambos.

No importa si el objetivo de atentar contra la libertad sexual del menor no se cumple. El mero hecho de contactar con el menor con ese fin, y acompañado de actos de efectivo intento de acercamiento, ya supone la realización de la conducta delictiva.

Aunque el delito se denomine ciberacoso, la doctrina y la jurisprudencia coinciden en entender quebasta un solo contacto para que se cometa el delito. Así que no tiene por qué haber acoso propiamente dicho o una continuidaden la comunicación.

Prevención y acción legal contra el delito de ciberacoso

La prevención del delito de ciberacoso se basa en la educación, la sensibilización y las medidas de seguridad tecnológicas. Cuando la prevención falla y ocurre el delito de ciberacoso, las víctimas deben saber que tienen opciones legales a su disposición. 

En Castellón, nuestro despacho de abogados proporciona apoyo legal especializado para ayudar a las víctimas a enfrentar y superar el delito de ciberacoso. Trabajamos para proteger sus derechos y asegurar que reciban la justicia que merecen.

La lucha contra el delito de ciberacoso requiere un enfoque multidimensional que combine la prevención proactiva con acciones legales decididas y un apoyo integral a las víctimas. 

Estamos comprometidos a enfrentar el delito de ciberacoso de manera efectiva y compasiva, proporcionando los recursos y el respaldo necesarios para crear un entorno digital más seguro y respetuoso para todos.


¿Eres Víctima de Ciberacoso?


¡Podemos ayudarte!


En el despacho de Adrián Vidal Abogado en Castellón, estamos aquí para ayudarte. Te ofreceremos asesoramiento legal y apoyo integral para proteger tus derechos y bienestar.
Contáctanos para una consulta confidencial y comienza a tomar el control de tu vida nuevamente. ¡Estaremos a tu lado en cada paso del camino!