Incumplimiento de Contrato

Índice

¿Qué es un contrato?

Un contrato es un acuerdo vinculante entre dos o más partes con la intención de definir sus derechos y obligaciones.
Es de gran importancia en todo tipo de transacciones, pues su existencia genera confianza entre las partes, facilita la rendición de cuentas y ayuda a prevenir conflictos. En definitiva, su principal característica es la seguridad jurídica que otorga a las partes firmantes.

Podemos encontrarnos con los contratos de arrendamiento, compraventa, comodato, permuta, de arras, donación, etc.

Características de los contratos

Las principales características de los contratos son:

  • El contrato se perfecciona con el mero consentimiento de las partes, rigiéndose por el principio de autonomía de la voluntad (artículo 1258 del Código Civil).
  • Sus principales efectos son la generación de obligaciones y derechos para las partes intervinientes.
  • En cuanto a su forma, puede ser oral o escrito.
  • Contenido: El contrato contendrá las reglas o pactos de conducta privadas que tendrán que cumplir las partes del contrato (artículo 1255 del Código Civil).
  • Podrá fijarse la responsabilidad contractual, esto es el acreedor (sujeto activo) podrá exigir la satisfacción de las deudas o el cumplimiento forzoso de las obligaciones al deudor (sujeto pasivo) en función de lo pactado en dicho contrato, o bien la correspondiente indemnización por daños y perjuicios.
incumplimiento de contrato

Clasificación de los contratos

Los contratos pueden clasificarse del siguiente modo:

  • Contratos onerosos o gratuitos, según si existen beneficios para ambas partes o solo para una.
  • Contratos unilaterales o bilaterales, según genere obligaciones para una o ambas partes.
  • Típicos o atípicos, dependiendo si se encuentran regulados en la ley o no
  • Los contratos serán principales o accesorios (o de garantía) según dependan o no de otros contratos.
  • Contratos instantáneos o de tracto sucesivo, según si el cumplimiento del contrato se lleva a cabo en un solo momento determinado o bien en un período continuado.
incumplimiento de contrato

Consecuencias del incumplimiento de contrato

Algunas de las principales consecuencias del incumplimiento contractual son:

Respecto de esta cuestión debemos partir de lo dispuesto en el art. 1.101 del Código Civil:

“Quedan sujetos a la indemnización de los daños y perjuicios causados los que en el cumplimiento de sus obligaciones incurrieren en dolo, negligencia o morosidad, y los que de cualquier modo contravinieren al tenor de aquéllas.”

Incumplimiento de Contrato 1

Además de lo dispuesto en este artículo, la jurisprudencia viene estableciendo que, no sólo debe darse el incumplimiento de contrato, es preciso que el daño causado sea real y efectivo y a consecuencia del incumplimiento. Circunstancias que deberán ser probadas por quien reclame los daños y perjuicios. Estos daños y perjuicios deberán, por tanto, ser acreditados y cuantificados.
Por regla general, los daños y perjuicios comprenden el daño emergente, es decir, la pérdida sufrida, y el lucro cesante, esto es, las ganancias dejadas de obtener.

¿Necesita un Abogado Civil?

Contacte hoy mismo con Adrian Vidal Batiste.
Estudiaremos su caso en particular y le ofreceremos la ayuda que usted requiere.

Resolución contractual

También el incumplimiento de contrato por una de las partes puede comportar la resolución del contrato. Ello es así en los contratos bilaterales o recíprocos, que generan obligaciones para ambas partes. Tal y como establece el artículo 1.124 del Código Civil:

“La facultad de resolver las obligaciones se entiende implícita en las recíprocas, para el caso de que uno de los obligados no cumpliere lo que le incumbe.
El perjudicado podrá escoger entre exigir el cumplimiento o la resolución de la obligación, con el resarcimiento de daños y abono de intereses en ambos casos. También podrá pedir la resolución, aun después de haber optado por el cumplimiento, cuando éste resultare imposible.”

Incumplimiento de Contrato 2

Incumplimiento de Contrato: Cláusula penal

Las partes pueden establecer en el contrato una cláusula penal, es decir, una cláusula que tiene como objetivo el cumplimiento contractual, así en caso de incumplimiento, el incumplidor queda obligado a pagar una determinada cantidad de dinero.

Esta cláusula es independiente de los daños y perjuicios, si bien debe pactarse expresamente que pueden solicitarse ambas de forma acumulada.

Conclusión

Ante cualquier negocio jurídico es imprescindible contar con un contrato. En éste debe reflejarse de la forma más detallada posible todos los datos de la operación que se va a llevar a cabo, los derechos y obligaciones de las partes, y las consecuencias de los posibles incumplimientos, así como cualquier otra circunstancia que pudiera darse, que dependerá del tipo operación jurídica ante la que nos encontremos.

Todo ello redundará en una mayor seguridad jurídica y confianza entre las partes del contrato.

Contáctenos

680 998 237

Horario de  9:00 – 19:00 hs.

Dirección c/ Mayor nº 6, piso 4º (12001) Castellón

Email hola@adrianvidalabogado.es
Ir arriba