Incumplimiento contractual

incumplimiento contractual

El incumplimiento contractual se da cuando una de las partes firmantes del contrato no cumple alguna de las cláusulas acordadas en el contrato, cesando en sus obligaciones y, por tanto, causando un perjuicio a la otra parte, quien ve reducidas o pérdidas sus expectativas de beneficio que le hubiera podido otorgar el contrato. 

incumplimiento contractual

Ejemplos de incumplimiento contractual:

Algunos ejemplos de incumplimiento contractual pueden ser:

  • No pagar por los servicios prestados.
  • No entregar los bienes comprometidos o el retraso en su entrega. 
  • Retiro del desempeño sin previo aviso.
  • No proporcionar los servicios prometidos o no cumplir con el plazo prometido.


También podría interesarle

Evaluación del incumplimiento contractual

Antes de hablar de incumplimiento contractual, debemos estudiar el contenido del contrato para conocer qué es lo que se pactó, cómo se pactó y cuáles fueron las consecuencias acordadas para el caso de incumplimiento por alguna de las partes. Estos son los derechos y obligaciones de las partes y la responsabilidad que asumen.

incumplimiento contractual

Una vez conocida estas circunstancias, y visto el incumplimiento por una de las partes, antes de ejercer cualquier acción judicial, debemos analizar si es grave, culpable, esencial, que tenga entidad suficiente para impedir la satisfacción económica de las partes o sus expectativas o que comporte el fin práctico para el que fue concebido el contrato.

Analizadas estas circunstancias podemos entrar a valorar las distintas consecuencias que puede comportar el incumplimiento contractual, como son:

  • Indemnización por daños y perjuicios: si el incumplimento comporta, además, unos daños y perjuicios, estos pueden ser reclamados siempre que sean ciertos y efectivos y puedan ser acreditados.
  • Resolución contractual que también comportaría la indemnización por daños y perjuicios: ello es así en los contratos bilaterales o recíprocos, que generan obligaciones para ambas partes. El perjudicado podrá escoger entre exigir el cumplimiento o la resolución de la obligación, con el resarcimiento de daños y abono de intereses en ambos casos.
  • Cláusula penal: tiene objetivo penalizar con mayor severidad el incumplimiento contractual. El incumplidor se verá obligado a abonar una determinada cantidad de dinero si está cláusula fue acordada en el contrato. Además, puede pactarse que esta cláusula se acumule a lo que pudiera corresponder por los daños y perjuicios.
Ir arriba