Aunque estamos en plena era de la especialización, suele ser muy habitual que un buen abogado penalista de Castellón lleve con mucha solvencia casos relacionados con la legislación laboral. Una materia sobre la que conviene estar muy bien asesorado para evitar sorpresas desagradables.

A veces damos por ciertas algunas cosas que en realidad no lo son. Hay quien cree que, por ejemplo, estando de baja no podemos ser despedidos. Y resulta que sí, que nos pueden despedir, sobre todo como se demuestre que estamos utilizando esa baja médica para encubrir otros asuntos. Es un detalle que advierte a sus clientes cualquier abogado penalista de Castellón si también admite casos relacionados con la legislación laboral.

Por lo tanto, es importante tener claro que provocar una baja por enfermedad no es garantía de nada. Y también que conviene adoptar todas las medidas de protección necesarias, ya que cuando una empresa tiene la firme intención de acometer un despido, es más que probable que lo tramite incluso durante el periodo legal de baja de los trabajadores.

Pueden hacerlo utilizando una triquiñuela legal que, en determinadas circunstancias, da resultado. Lo habitual suele ser recurrir a una justificación de tipo económico, aduciendo un descenso en el número de ventas o de los ingresos. Si en el juzgado dan por buena la argumentación, el despido será una realidad.

Se podrá realizar comunicándoselo por escrito al trabajador, con un documento en el que se motiven las razones por las que se adopta la decisión. La indemnización será de 20 días por cada año trabajado, con un límite de doce salarios. Y es obligatorio que haya un preaviso con 15 días de antelación.

Son detalles que conviene tener en cuenta y de los que en Adrián Vidal Abogado siempre advertimos a nuestros clientes porque en derecho lo mejor es tenerlo todo previsto.