Hay infinidad de ocasiones en las que resulta necesario contar con los servicios de un abogado penalista en Castellón. Sin embargo, mucha gente todavía no entiende bien en qué consiste esta repartición de la ley. Es decir: la diferencia que hay entre el derecho penal y el derecho civil.

Lo cierto es que las labores de un abogado penalista en Castellón incluyen todo aquello que, a través de la televisión y de las historias, nos imaginamos que tiene que hacer un abogado. Y hoy queremos explicarte algunos de sus puntos básicos para que los conozcas.

Para empezar, el derecho penal es aquel que trata cuestiones de determinado calibre. En ellas se considera que el acusado ha incumplido alguna norma o ha atentado contra las reglas básicas de la sociedad. Un ejemplo son los asesinatos o los robos. Se supone que, aparte de atacar a un individuo particular, se están dañando los sistemas sociales, por tanto, el caso es también contra la sociedad.

Al entender que este individuo no es apto para la convivencia, en este tipo de derecho, los castigos que podrás encontrar pueden estar penados con la cárcel, algo que en el derecho civil no ocurre. Se considera que de esta manera tendrá un tiempo para la reflexión y reubicarse.

Otro emblema muy propio de este tipo de juicios es que suele haber jurado. Se entiende que son las personas las que tienen que dirimir la inocencia o la culpabilidad del acusado. Eso sí, este no siempre está presente, dependerá de lo sucedido.

Como ves, el derecho penal es aquel que mide las faltas más graves, y por lo tanto son juicios mucho más complejos en los que es necesario contar siempre con el mejor abogado.

En Adrián Vidal Abogado contamos con una amplia trayectoria para garantizar el trabajo más profesional y la defensa de tus intereses.