Una de las cuestiones que un abogado penalista en Castellón tiene que explicar a sus clientes con asiduidad es la conversión de la alcoholemia en un delito penal. Muchas personas creen que este delito siempre es una falta administrativa, la cual conlleva una sanción económica. Sin embargo, dependiendo de diversos factores, puede implicar pena de cárcel.

Si te multasen por alcoholemia y te pudieran imponer una pena de cárcel, lo más importante es que acudas a un abogado penalista en Castellón que te asesore y te ayude a salir de este aprieto de la forma más beneficiosa posible.

Como seguro que sabrás, para los conductores no nóveles, los límites de alcohol permitidos son los que no sobrepasen los 0,25 mg/l en aire o los 0,50 mg/l en sangre. A partir de esta medición, los policías podrán aplicarte una sanción económica y obligarte a parar hasta que la tasa se reduzca lo suficiente como para que continúes la marcha.

Pues bien, es a partir de una tasa de alcohol de aire aspirado de 0,60 mg/l o de 1,2 gramos por litro en sangre cuando la sanción comienza a ser penal. De esta forma, los agentes citarán al conductor a un juicio rápido en el cual, si aceptas lo ocurrido, tu pena se verá reducida en un tercio. En cualquier caso, siempre te retirarán el carné de conducir como mínimo 8 meses y un día.

Digamos que estas serían las mínimas consecuencias a las que podrías enfrentarte al sobrepasar estas cantidades indicadas. De cualquier manera, dependiendo de la tasa de alcoholemia que se te registre, podrás enfrentarte a penas de prisión de entre 3 y 6 meses.

En definitiva, conducir bajo los efectos del alcohol puede convertirse en un problema muy grave, por lo que siempre es conveniente contar con asesoramiento profesional.

En Adrián Vidal Abogado contamos con expertos en derecho penal que podrán ayudarte.